lunes, 4 de octubre de 2010

A bailar


Cada día está más sosa la gente que nos rodea, ¿verdad?, menos mal que nosotros aún tenemos energía. Venga, aprendo la coreografía y así de paso adelgazo unos gramos, que estoy un poco a régimen desde que me di cuenta de que había engordado unos kilos este verano (normal, con todos los helados que comí y sin hacer ejercicio, pero no me arrepiento porque qué buenos estaban...). Ya he perdido algo de peso, aunque estaba dentro de mi peso ideal de todos modos.

El vestidito ése con las botas blancas me recuerda a Sailor Moon.
Puedes aprender la coreo... (¿Alguien más se anima a aprenderla?).

Otro día os contaré mi régimen, aunque no es un régimen estricto. Es algo subliminal... ¡y sublime!.

No hay comentarios: