domingo, 24 de octubre de 2010

Historias de cuando Zapatero se dio por aludido I

Conversación ficticia. ¿O real?.


- No, señor Presidente. Está usted confundido. Cuando escribí "ZPito" me refería a "ZPito", no a usted. ¿Es usted "ZPito"?.
- Soy Zapatero.
- ¿Zapatero?.
- No te burles, soy el más importante. ¿Me estás tomando el pelo, nena?.
- En ese caso habría que tener en cuenta que por lo menos tiene usted pelo para que yo se lo tome, así que no se queje.
- ¿Insinúas que hay otros a quienes no puedes tomarles el pelo?.
- ¿Y usted insinúa que es culpa mía que no tengan pelo?. Si no tienen pelo no puedo tomarles el pelo, ¿no le parece algo obvio?.
- Me insultaste diciéndome que tengo cuerpo de adulto y cerebro de bebé. Además pusiste en tu blog una imagen mía en la guardería.
- ¿Insinúa que usted no fue a la guardería?.
- Sí fui.
- ¿Y qué hacía allí?.
- Pues me dedicaba a colorear dibujos de Espinete y don Pimpón. Ah, no, eso lo hacía a los treinta y tantos o cuarenta años con la excusa de que mis hijas eran pequeñas. Yo en la guardería era como Stewie de "Padre de familia", me dedicaba a idear un plan para hundir a España en la más absoluta de las miserias. Mis compañeros me llamaban "cabezón", pero yo les amenazaba con mi pistola de agua (mi pistola láser desintegradora de materia orgánica). Una vez me hice pis en los pantalones pero le dije a la maestra que no era pis, que un compañero (Pitufino) había intentado desintegrarme los huevos con mi propia pistola láser pero que había fracasado. A lo cual mi maestra me respondió que no, que parecía que no había fracasado...
- ¿Y aún le gustan los dibujos animados?.
- No voy a responder a eso.
- Entonces reconoce usted haber sido un mentiroso desde pequeño...


- No.
- Pero acaba de decirme que le mintió a su maestra...
- Que no. Nunca mentí. Que aquello no era pis, que Pitufino intentó desintegrarme los huevos de verdad, ¿quieres verlo?.
- No, por el amor de...
- Que mi pistola de agua era realmente una pistola láser y que yo quería desintegrar a España.
- Usted lo ha dicho...

No hay comentarios: