domingo, 3 de octubre de 2010

Pesadillas I

Ayer por la noche no salí, me quedé en casa y vi "El niño con el pijama de rayas", en Antena 3. Ya había leído el libro hace tiempo, pero no había visto la película. En cierta parte de la historia, por el final, me dio un poco de taquicardia. A veces me olvido de que sólo son películas, aunque en este caso y por desgracia la película estaba basada en hechos reales, en parte.

Me acordé de cuando estaba en COU, otra vez. Me acuerdo mucho de esa época, creo que fue la época más feliz de mi vida (divina juventud). Había una foto horrible en el libro de Historia Contemporánea: una especie de carretilla con un montón de personas muertas: judíos. No voy a escribir acerca de Hitler, los alemanes y demás protagonistas de la historia real, que me desvío del tema que quería contar. Además prefiero no recordar dramas pasados.

Por si no tenía bastante con "El niño con el pijama de rayas", cuando terminó la película empecé a ver la siguiente película: "Mi mapa del mundo". Parecía tan bonita al principio, un poco rara pero bonita..., pero tuve que apagar el televisor en los anuncios, justo después de que apareciese la niña ahogada, ¿qué pasó con ella?, no lo sé. Me estaba estresando la película, que se estaba poniendo fea...

Apagué la tele demasiado tarde, me afectaron las películas y he tenido pesadillas toda la noche. Hay días en que todo me afecta más de lo normal, estoy más sensiblera o pastelosa. Además a veces oigo ruídos raros por las noches, que retumban en mi ventana. No estoy paranoica, no. Deben ser los de Montana que salen borrachos a las tantas de la madrugada. Eso o algo que suena como un búho... Y yo sola en cama, para variar..., pero bueno, estar sola es mejor que estar con un capullo.

Tuve pesadillas, contaré una:


...Era un día nublado una triste mañana de diciembre. Caminaba yo sola cabizbaja y meditabunda por una calle desierta (¡oh!). ¿Y hacia dónde me dirigía?, ¡hacia el instituto!. Yo en la vida real nunca fui al instituto, estuve "presa" en un colegio de monjas. En mi sueño me dirigía al instituto, con una mochila cargada a la espalda. El instituto estaba situado en la cima de una hermosa montaña (en los quintos cojones arriba del monte, para que me entiendas) y yo tenía que escalar la montaña para poder asistir a las clases. Después de mucho esfuerzo llegué al instituto, pero entonces no sabía a qué clase tenía que entrar (qué dilema, ¿no?, jaja...). Entonces funcionó una de mi neuronas sanas (de las pocas que me quedan) y pensé: "anda, ¿y qué hago yo en el instituto con 27 años que tengo?"... De pronto apareció un grupo de adolescentes trastornados y me secuestraron porque me necesitaban "como líder de su grupo", según sus propias palabras, y me dijeron que yo aparentaba 15 años (esto no sé si era un cumplido). Después de aconsejar al instituto entero (incluída una adolescente embarazada), me dejaron irme a mi casa "hasta mañana"... Pero al intentar salir del instituto no encontraba la puerta. Entonces aparecieron los malísimos, un grupo de hombres armados (con pistolas) que me amenazaron con matarme si intentaba salir del instituto. Corrí cuanto pude, huyendo de los malos, pero todo el instituto estaba rodeado por un muro de piedra, era imposible escapar. Al final fui a parar a un campo de minas, fui saltando por si explotaban. Salí de allí con vida.

Soñé muchas cosas más...

No hay comentarios: