miércoles, 2 de febrero de 2011

Inhalando alimentos con Le Whaf

Ayer leí un artículo en Internet.
Una paranoia.

Un profesor de la Universidad de Harvard, David Edwards, ha inventado un aparato para inhalar la comida.
Es decir, que no ingieres los alimentos. Simplemente los hueles.
El aparato se llama "Le Whaf". Saldrá a la venta en Francia el próximo otoño y según comentan, costará menos de 100 euros.

Esto es Le Whaf:


Seguramente lo compraré, porque me gusta probar las novedades que salen a la venta. Por menos de 100 euros me lo puedo permitir.

Ya existe un aparato parecido, llamado Le Whif, que sirve para inhalar chocolate, café y algo más.

Le Whaf también sirve para inhalar bebidas alcohólicas. A veces por el simple hecho de oler ron o alguna bebida alcohólica fuerte, alguna persona llega a emborracharse. Eso es real.

Por eso también hablan de fumadores pasivos. Lo que inhalas, entra en tu cuerpo.

Lo más absurdo de todo es que los expertos dicen que, por ejemplo, oliendo una tarta de limón en Le Whaf durante 10 minutos, ganas sólo 200 kcal aproximadamente.

¿Sólo?. Me parece mucho, 200 kcal por sólo oler una tarta.

Entonces, tengo dudas...

Supongamos que voy a una pastelería y huelo los pasteles. Si huelo los pasteles, aunque no me los coma, ¿gano kilocalorías?. Al parecer la respuesta es SÍ.

Esto me recuerda un capítulo de American Dad, cuando Stan se vuelve anoréxico y no quiere probar la comida. Estando en un restaurante con su nueva amiga adolescente Verónica, ésta le dice: "Voy a pasar al lado de los filetes y olerlos un poco".


Cuando olemos la comida, las kcal entran en nuestro cuerpo. Parece raro pero es la realidad.

Esto también me recuerda un capítulo de Los Simpson, de la temporada 16 creo, cuando Bart se vuelve gordo y le envían a un programa de adelgazamiento y el entrenador le dice: "Las calorías soñadas son calorías ganadas".


Eso también es cierto: Si pensamos en kilocalorías, ganamos kilocalorías.

Paranoico pero cierto.

¿Qué opináis al respecto?.

5 comentarios:

Parpados en llamas dijo...

Wow, lo sospechaba, pero ni yo me la creía.
Con razón en las pastelerías hay muchas señoras gordas

Isamonalisa dijo...

Yo jamás lo había sospechado.

¡Qué curioso!

Aunque sinceramente, me queda alguna duda en cuanto a su veracidad.

Pero la idea de ser capaces de respirar calorías parece futurista total, del próximo milenio como poco. :)

Besos!

atractiva1982 dijo...

Sí, de hecho hay alguna persona que se alimenta del aire. Había un hombre que estuvo mucho tiempo sin comer. Los médicos estuvieron haciéndole pruebas, parecía inexplicable. Se alimentaba del aire, de verdad. No sé si ya se habrá muerto el hombre ése.

Yo después aspiraré el vapor de unas verduras. :P
Además le prohibiré a mi madre que cocine alimentos con grasas, no sea que los inhale yo sin querer.

Besos online. :)

Carlos De Niro dijo...

Vaya!! si que es curioso!! aunque yo los 100 euros, prefiero gastarlos en alimentos naturales.

Un abrazo

atractiva1982 dijo...

Yo también. Además leí un artículo de la revista "Muy interesante" online y ahora tengo antojo de espinacas. Pero las verduras las tengo que tomar muy bien batidas porque si me encuentre alguna hebra me dan náuseas.

Un abrazo online.