viernes, 4 de marzo de 2011

Habichuelas y lentejas en bote. Día dos

Acabo de hacer dos fotos más, así que brevemente sigo comentando la evolución.

...Aproximadamente 30 horas después de las primeras fotos:

Las habichuelas, que estaban caducadas desde hace más de un año, se han puesto blanduchas y empiezan a oler mal, no creo que duren mucho. En el bote está empezando a aparecer una pequeña mancha verdosa. Creo que aparecerá un hongo en los próximos días:


En cambio las lentejas comienzan a brotar:


Una de las conclusiones es que NO es bueno comer habichuelas caducadas, porque si las comes y no las digieres bien te puede salir un hongo en el estómago.

2 comentarios:

Fernando Manda dijo...

Una conocida se comió unas semillas de sandía, todos pensamos que su panza era por que le crecía una sandía en el estómago, pero después supimos que estaba embarazada. D: ok no.

atractiva1982 dijo...

Imagina: Si una mujer se traga una semilla de sandía y su estómago no puede digerirla, empezará a crecerle realmente una sandía en la barriga. La mujer en cuestión pensará que está embarazada pero al final su "bebé" será una sandía. Dramático. Podría suceder, igual que suceden los embarazos psicológicos. :P