jueves, 3 de marzo de 2011

Habichuelas y lentejas en bote. Primer día

Estos últimos días no he escrito mucho en el blog. Es que estoy medio pocha, por eso no he escrito más. Nada grave, simplemente me falta energía en esta época del mes.

Hace dos días vi en el armario de la cocina una bolsa de habichuelas (caducadas desde hace más de un año). Antes de tirarlas, pensé plantar algunas en un bote con un algodón mojado en agua. Ya de paso, metí en otro bote unas lentejas sin caducar.

Aquí van las fotos:


...Eso de arriba es una vela y una barra de incienso.



Disculpad la mala calidad de las fotos, es que las hice con el móvil, con pésima calidad.

Seguiré comentando la evolución, unos días después.

3 comentarios:

La Perfida Canalla dijo...

Ostras!!
Me recuerda a una vez que hice lo mismo de cria metiendolas en un vaso con tierra, se veian las raices y todas esas cosas...mola...
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

Drywater dijo...

¿Habrá distancia entre las caducadas y las que no?
Ahora me has dejado con la duda...

atractiva1982 dijo...

¡Hola, Pérfida!. Sí, yo también hacía esos experimentos en clase cuando era pequeña, con lentejas y garbanzos. ¡Qué recuerdos!. :)

¡Hola, Drywater!. Las habichuelas es que están caducadas desde hace casi un año y medio, de hecho se están descomponiendo ya y llevan menos de 48 horas en el algodon, imagínate. Debí haber puesto también un bote con habichuelas sin caducar, pero no tengo. Al menos sabemos que las lentejas sin caducar sí están brotando. :)

Si os animáis a hacer la prueba es muy fácil, ya sabéis, sólo hay que coger un botecito, un algodón con agua y unas cuantas lentejas o lo que sea.

Saludos online. :)