jueves, 17 de mayo de 2012

El chocolate... ¿Crea adicción?. ¿Es culpa del chocolate?, o es culpa mía...

Tengo la creencia de que el chocolate "ayuda" en casos de depresión, así que en cuanto me deprimo un poco voy directa al frigorífico a coger chocolate... y empiezo a comer chocolate. "Sólo una onza", pienso. Ésa es mi intención, al menos. "Sólo una onza". Pero al final siempre me sucede lo mismo. Primero es "sólo una onza" (y después es otra onza, luego otra, y otra...). Así que cuando por fin reacciono y me doy cuenta de que he comido ya chocolate en exceso, me siento culpable y me cabreo, primero por haber tenido que recurrir al chocolate, y segundo porque no sólo comí una onza... Comí mucho más, me inflé a chocolate. No pude controlarme...

Pastelitos de chocolate, trufas de chocolate, galletas de chocolate, bombones...

                 

Me sucede eso sobre todo cuando empiezo a comer Lacasitos.


Los Lacasitos llevan cualquier sustancia que me crea una adicción fuerte, creo que es culpa del colorante, más que del chocolate en sí. Quién sabe. Para mí es una mezcla "peligrosa": chocolate + colorante = adicción enorme. Supongo que la culpa es sólo mía... Parece hasta absurdo echarle la culpa a un simple Lacasito, podría fácilmente aplastarlo en el suelo y listo, pero en vez de eso me lo como...

A veces es peor aún..., abro el frigorífico y no hay chocolate.... Se lo comió mi madre o no sé quién se lo comió... Entonces me siento frustrada, así como si el chocolate fuese la única solución para los días malos o para los momentos de bajón anímico...

El caso es que hay hábitos negativos que no soy capaz de controlar. O quizás debería decir que hay hábitos negativos que me controlan. ¿Por qué?. Porque mi cerebro pierde el control de la situación, supongo. Los motivos no los tengo del todo claros, es algo que estoy investigando (me sirve para mis tesis de Psicología, de paso)... ¿Soy adicta al chocolate porque tengo baja autoestima?, ¿soy adicta porque creo que yo sola soy incapaz de superar determinadas situaciones?, ¿quizás es culpa de algún componente químico que afecta a mi cerebro?. Quizás...

Aun así, después de todo tengo que dar gracias porque a pesar de tener que recurrir al chocolate, me mantengo dentro de los límites de mi "peso ideal". Ésa también es una de mis creencias: "el chocolate engorda". ¿Realmente engorda?, o no engorda. Creo que engordo yo, en todo caso...

El asunto es que yo debería ser capaz de tomar el control de las situaciones, no quiero permitir que el chocolate o cualquier otra cosa me controle a mí...

No hay comentarios: